Qué es el CINA

Qué es el CINA

El CINA es una escuela de vela cuyo objetivo principal es el hacer de la vela un deporte accesible a todo el mundo. Enseñamos vela desde la iniciación para el que no la ha practicado nunca, hasta cursos de navegación de altura y de ayuda para la obtención de los títulos del PER, patrón y capitán de yate. Al final del ciclo de formación, nuestros alumnos son navegantes seguros.

  • Más de 8.000 alumnos
  • Una flota diversa de embarcaciones
  • Monitores motivados
  • Casi 50 años de experiencia

Funcionamos en un régimen de voluntariado por parte de monitores y junta directiva (escogida por sufragio de los asociados cada 4 años). No tenemos ánimo de lucro y los posibles beneficios de la actividad repercuten en la mejora del material y los barcos.

Para pertenecer al CINA es necesario estar al corriente de la cuota de socio que es abonada por todos los asociados (monitores, alumnos y junta). La cuota proporciona el derecho de voto en la asamblea (ordinaria o extraordinaria) y habilita como usuario de todo el material que dispone la asociación en los cursos y actividades programadas.

Nuestro sistema se fundamenta en que los alumnos de hoy serán los monitores del futuro, así enseñarán mañana lo que aprendieron hoy. Gracias a nuestros Cursos de Monitores, los alumnos que hayan completado un nivel formativo y que hayan sido propuestos para monitores por sus instructores, podrán convertirse en monitores; dando así un nuevo giro a esta rueda que nos permite ser una escuela de vela altruista y colaborativa desde 1968. Nuestros alumnos no son “clientes” sino socios y, si lo desean, futuros monitores activos.

Nuestros cursos de navegación siempre se basan en un proyecto pedagógico estructurado. De esta forma, cada día de curso hay una clase teórica y maniobras náuticas asociadas, fijadas según el nivel y curso correspondiente. Nuestro ciclo de enseñanza está diseñado tanto para los que parten de cero como para los que ya tienen algún conocimiento.

Al CINA venimos a navegar y eso es, a veces, duro. Aprendemos a navegar con cualquier tiempo: lluvia, vientos fuertes, niebla, calma chicha, y lo que es aún más importante, aprendemos a evitar los riesgos innecesarios manejando las previsiones meteorológicas o los datos que dispongamos a bordo.

La vida a bordo de un barco es a veces bastante dura ¿Por qué seguimos entonces navegando? Porque, evidentemente, no siempre es así. Hay muchos más momentos de placer, de gozo de la vida en un mar sin fronteras, de camaradería, de la autoestima que se gana al ser capaz de responder a los desafíos que nos presenta el mar.

En el CINA enseñamos y aprendemos a disfrutar de la vida a bordo, a ejercitar la prudencia para no meterse en dificultades y a estar preparados para afrontarlas cuando no se pueden sortear. En todos los cursos, un grupo de monitores, movidos por auténtica afición a este deporte, harán lo posible por conseguir que el curso funcione y todos aprendan a amar la navegación a vela.

Al final, los alumnos autoevalúan (con la colaboración de los monitores) su aprovechamiento del curso, en lo que llamamos la “apreciación” final, que decide quienes pueden pasar al siguiente nivel.

Todos los monitores han sido previamente alumnos. En las apreciaciones de fin de curso, los monitores y el jefe de base proponen a los alumnos más destacados la participación en el curso de preparación de monitores.

¿Que significa destacar en un curso?

Desde luego tienen que demostrar habilidad en el manejo de los barcos, pero también capacidades didácticas, habilidades sociales y sobre todo, la disposición de colaborar y de mantener viva la dinámica que nos mantiene en funcionamiento.

OfiCINA


  • 91 786 41 57
  • cina@cina.es
  • Calle General Díaz Porlier, 86 28006 Madrid
  • Horario de atención:
    • 18:00 a 21:00 h. (lunes a jueves)
    • 10:00 a 13:00 h. (viernes)
CLOSE
CLOSE